Qué son las HELOC (líneas de crédito hipotecarias)

Los análisis, valoraciones y opiniones de nuestros expertos sobre los productos y servicios que aparecen en esta página son totalmente objetivos e independientes. Algunos productos pueden ser de nuestros socios que nos compensan, pudiendo influir en dónde y cómo se muestran. Divulgación de publicidad.

Una vivienda es un patrimonio importante que te puede servir para conseguir financiación en unas condiciones más favorables. Para ello, en Estados Unidos existen las líneas de crédito con garantía hipotecaria o HELOC, por sus siglas en inglés.

En este artículo te contamos en qué consisten, sus requisitos y cómo contratarlas.

¿Qué es una HELOC o línea de crédito con garantía hipotecaria?

Una Home Equity Line of Credit o HELOC es un instrumento financiero que utiliza como aval un inmueble de tu propiedad. Funciona como un préstamo revolvente que te deja sacar dinero hasta un límite máximo establecido.

Línea de crédito hipotecaria
  • Interés: Fijo o variable
  • Plazo máximo: 30 años
Línea de crédito con garantía hipotecaria
  • Interés: Variable o mixto
  • Plazo máximo: 30 años
Línea de crédito con garantía hipotecaria
  • Interés: Desde Prima + 0.84%
  • Plazo máximo: 30 años
Línea de crédito con garantía hipotecaria
  • Interés: Fijo o variable
  • Plazo máximo: Consultar
Línea de crédito con garantía hipotecaria
  • Interés: 4.15%
  • Plazo máximo: Consultar
Línea de crédito con garantía hipotecaria
  • Interés: Desde el 4% APR
  • Plazo máximo: Consultar
Línea de crédito con garantía hipotecaria del Truist Bank
  • Interés: Variable, entre un 4.50% y un 16% dependiendo de varios factores
  • Plazo máximo: 20 años

Mediante esta línea de crédito, solicitas dinero en función de la equity o capitalización de la vivienda, que viene a ser el valor actual de tu propiedad menos lo que aún debes de tu hipoteca principal, si todavía estás pagándola, ya que también puedes hacer uso de este financiamiento si ya terminaste de pagarla.

Requisitos para una HELOC

Como es natural, cada prestamista exige una serie de condiciones que pueden variar al momento de solicitar una HELOC. Por lo general, te piden:

  • Score crediticio de 620+.
  • Relación deuda‐ingreso por debajo del 40%.
  • Valor de tasación del inmueble que supere el 15% de lo que debes.

¿Cuánto puedes conseguir con estas líneas de crédito?

Línea de crédito hipotecaria (HELOC)El monto máximo de una HELOC varía en función del valor actual que tiene tu vivienda y el porcentaje que el prestamista te dará con respecto a la hipoteca. Para tener una idea más precisa, puedes aplicar dos fórmulas sencillas para calcular el monto máximo:

  • Valor actualizado de tu inmueble por el porcentaje que te da el prestamista.
  • Cantidad máxima de capital que puedes pedir menos el saldo restante de tu hipoteca.

Por ejemplo, supongamos que tu vivienda está valorada en $200,000, el saldo restante de tu préstamo hipotecario principal es de $100,000 y el prestamista te ofrece 80% sobre la tasación del inmueble. Si multiplicas 200,000 x 80% (0.80), esto da 160,000.

Ahora solamente tienes que restar lo que debes para obtener lo que puedes conseguir, que sería $60,000 como máximo.

¿Cómo pagas una línea de crédito hipotecaria?

Parecida a una tarjeta de crédito, la dinámica de la HELOC tiene 2 etapas:

  • Momento del retiro. Puedes sacar dinero del monto disponible mediante cheque, transferencia o una tarjeta asociada a la cuenta. En esta fase hay un pago mínimo mensual que suele ser de solo intereses, pero también puedes pagar el saldo principal. Así como hay prestamistas que te dan 3 años para retirar, otros podrían darte 10.
  • Momento del repago. Cuando te toca devolver el dinero, no puedes sacar aunque tengas disponibilidad. Antes debes pagar lo que debes mediante cuotas mensuales que incluyen intereses y saldo principal. El plazo puede extenderse hasta los 20 años y las mensualidades son más altas con respecto a la instancia de retiro.

¿Cuándo no es buena idea pedir una HELOC?

Es importante entender que pedir una HELOC aumenta el riesgo de default sobre tu hipoteca principal. Por eso, es mejor usar otras opciones de financiamiento en el caso de que:

  • No puedas pagar los costos iniciales. Estas líneas de crédito te exigen tasación, búsqueda de título, comisión de solicitud, puntos y comisiones para abogados de bienes raíces.
  • No necesites mucho dinero. Los costos iniciales de una HELOC no justifican pedir una línea de crédito con un saldo pequeño. En todo caso, es mejor una tarjeta de crédito con APR 0% por 12 meses o más.
  • Tengas un ingreso irregular. Cuando crees que tus ingresos no van a mejorar pronto o podrían empeorar, una línea de crédito con garantía hipotecaria no es buena idea. Si no puedes pagar, te podrías quedar sin hogar.
  • Quieras usar el dinero para necesidades básicas. No te recomendamos una HELOC para contar con crédito adicional para compras diarias o suplir la falta de liquidez. Es un riesgo innecesario, siendo preferible que organices mejor tus finanzas.
  • No puedas asumir el aumento del interés. Estas líneas de crédito poseen una tasa de interés variable y las condiciones te revelan el máximo durante su duración. Si en tus cálculos crees que no podrás lidiar con dicho límite, es mejor buscar otras opciones.

¿Préstamo o línea de crédito?

Además de líneas de crédito, es posible encontrar también préstamos con garantía hipotecaria (Home Equity Loans) que se distinguen en lo mismo que se diferencian las líneas de crédito y los préstamos personales, y que puedes consultar en este artículo.

Esta decisión depende en gran medida del estado general de tus finanzas personales, prioridades y necesidades. La HELOC está indicada para quienes tienen gastos continuos o aquellos que prefieren repagar sin tanto apuro. La ventaja es que sacas cuando necesitas y el plazo de devolución por lo general es mayor.

En cambio, el home equity loan te ofrece una mayor certeza sobre el monto de las mensualidades. Esto es porque recibes cierta cantidad de dinero de una sola vez y que luego devuelves mediante cuotas mensuales con una tasa de interés fija. Si quieres más predictibilidad mientras pones de garantía tu vivienda, esta opción es más adecuada.


Comentarios

Nombre:  
Mail:    
Comentario:  
*1 Acepto dar/facilitar mis datos para poder opinar.
*2 ¿Quieres que te avisemos cuando nuestros expertos te respondan? Sí, acepto.
Responsable del fichero: Busconómico, S.L. Finalidad *1: Dejar tu opinión en nuestra web. Finalidad *2: Registro para envío de novedades y ofertas. Legitimación: Consentimiento. Destinatarios: nuestro servidor "hosting" de Nerion Networks, tus datos nunca serán cedidos a terceros salvo en caso de que exista una obligación legal. Derechos: Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en: [email protected] Consulta aquí nuestra política de privacidad.