Busconómico

Préstamos personales sin crédito

Tener un score de crédito es básico en los Estados Unidos para poder contratar cualquier producto financiera, como tarjetas de crédito, préstamos personales o hipotecas, por lo que si no tienes aún un historial crediticio te ayudamos a que lo inicies con préstamos personales sin crédito y también préstamos asegurados. Infórmate aquí sobre cómo contratarlos y sobre sus condiciones y costes.


Préstamos personales

ExpressCash
ExpressCash
  • Plazo mínimo: 7 días
  • Plazo máximo: 6 meses

  • Importe mínimo: $ 100
  • Importe máximo: $ 50,000
Cash Advance
Cash Advance
  • Plazo mínimo: 1 días
  • Plazo máximo: 6 meses

  • Importe mínimo: $ 100
  • Importe máximo: $ 1,500
Check Into Cash
Check Into Cash
  • Plazo mínimo: 14 días
  • Plazo máximo: 30 días

  • Importe mínimo: $ 50
  • Importe máximo: $ 1,000
Préstamo personal asegurado
Préstamo personal asegurado
  • CAT: 7.92%
  • Plazo mínimo: 12 meses
  • Plazo máximo: 60 meses

  • Interés: 7.92%
  • Importe mínimo: $ 5,000
  • Importe máximo: $ 50,000

Cuando hablamos de préstamos sin crédito nos referimos a todos aquellos, ya sean créditos personales o préstamos rápidos, que permiten que aquellas personas que aún no tienen un historial de crédito iniciado puedan conseguir financiamiento.

Este tipo de productos, por supuesto, no son iguales que la mayoría, ya que tienen una serie de exigencias o condiciones diferentes. Podemos encontrar entre ellos los préstamos personales asegurados, que piden un aval en forma de depósito.

La utilización de los préstamos sin crédito puede ser tanto para empezar tu historial y poder disponer de un score de crédito que te permita acceder a otros productos financieros o bien para conseguir dinero para alguna necesidad cuando aún no tienes un puntaje con el que obtener préstamos habituales.

Préstamos personales asegurados

Se trata de préstamos y líneas de crédito que piden como garantía un depósito de dinero en efectivo que servirá como aval en el caso de que no puedas afrontar los pagos mensuales.

Al iniciar el contrato, deberás ingresar en el banco la misma cantidad de dinero que quieres obtener como límite de crédito. De esta forma, el banco se asegura de que cobrará el dinero prestado aunque no puedas devolverlo, ya que en ese caso se quedará con el depósito de garantía.

Este instrumento se utiliza principalmente para poder iniciar tu historial de crédito y para mejorarlo o reconstruirlo en el caso de que tengas un mal puntaje.

Cómo contratar préstamos personales asegurados

Estos productos financieros no se ofrecen en todos los bancos, de hecho no son muy comunes, por lo que tendrás que averiguar primero qué entidades los conceden. Para facilitarte la búsqueda, nosotros hemos reunido en este listado los préstamos bancarios que puedes conseguir sin crédito.

Préstamos personales sin créditoPara contratarlos online deberás acceder a la página web de la entidad pulsando en el botón verde de Solicitar que puedes ver junto a cada préstamo. Una vez allí deberás seguir los pasos que te indique la financiera.

Normalmente deberás registrarte como cliente si aún no lo eres, para lo que tendrás que contratar una cuenta corriente en el banco, donde depositarás el dinero que se utilizará como garantía para el préstamo.

Antes de formalizar el contrato será necesario que hayas ingresado ese capital que, en ocasiones, podrá ser destinado a un depósito a plazo fijo que te aporta cierta rentabilidad mientras tanto.

Si cumples con los pagos sin demora ni incidentes, cuando por fin termines de devolver el préstamo, el dinero que utilizaste como garantía quedará liberado y podrás retirarlo para hacer con él lo que desees.

Préstamos rápidos sin crédito

En este caso estamos hablando de préstamos no asegurados, que se conceden a personas con mal crédito o sin historial crediticio. Son préstamos urgentes de poca cantidad de dinero que puedes contratar por Internet y que tienen unos requisitos muy bajos, para que casi cualquiera pueda obtener financiamiento.

Este tipo de producto se utiliza también para disponer de dinero rápido en momentos de necesidad en los que no se puede acceder a ninguna otra fuente de liquidez.

Debido a las pocas condiciones que exigen, a la urgencia con la que conceden el dinero y la faciliad para contratarlos, estos préstamos rápidos sin crédito compensan su mayor riesgo aplicando unas tasas de interés y unas comisiones mucho más elevadas, que les permiten compensar el mayor impago que sufren.

En Busconómico hemos creado un apartado específico para estos préstamos con mal crédito, ya que no todos ellos permiten que puedas solicitar dinero sin puntaje de crédito. Desde él puedes comparar y elegir el que más se adapte a tus necesidades.

Cómo contratar préstamos rápidos sin crédito

A diferencia de los préstamos personales asegurados, con el financiamiento urgente sin crédito no deberás aportar ningún tipo de garantía. Habitualmente podrás conseguir un máximo de $1,000 y devolverlos en un plazo no superior a los 2 meses.

La contratación de estos préstamos rápidos puede hacerse a través de sus páginas web, a las que accedes pulsando el botón verde de solicitar que puedes ver en el listado superior. Desde su página web registrarte e indicar la cantidad de dinero que necesitas y el plazo para devolverlo.

Tras rellenar tus datos personales y laborales en el formulario correspondiente y enviar la documentación online que sea necesaria, el dinero se enviará de forma inmediata a tu cuenta corriente, pudiendo utilizarlo en lo que quieras, sin dar explicaciones.

Tarjetas de crédito aseguradas

Igual que podemos encontrar préstamos personales asegurados para iniciar o mejorar tu score, también es posible contratar tarjetas de crédito aseguradas, que también te piden un depósito de dinero en la entidad financiera que actúe como garantía.

Actúan de la misma forma que los préstamos, pero en formato de tarjeta y mediante una línea de crédito asociada que podrás utilizar cuando quieras, sin pasarte del límite establecido y aplicando intereses por el dinero dispuesto.

Con ellas podrás realizar compras en cualquier establecimiento físico y online de todo el mundo, como si de una tarjeta de crédito normal se tratara, así como retirar efectivo en cajeros automáticos.

Si quieres consultar las mejores, puedes consultar nuestro listado de tarjetas de crédito aseguradas, donde analizamos detenidamente cada una de ellas, con información en español y actualizada frecuentemente.

 

¿Tienes dudas sobre los préstamos sin crédito? Déjanos tus preguntas:


Nombre:
Mail:
Comentario: