Busconómico

Qué es la proporción deuda-ingreso (debt-to-income ratio)

El buen manejo de las finanzas personales exige que aprendas algunos conceptos básicos para entender los factores que te permiten pedir prestado. Así sucede con la proporción deuda-ingreso (DTI), un requisito casi obligatorio para obtener una hipoteca. Si aún no sabes de qué trata, te lo contamos.

¿Qué representa la proporción deuda-ingreso?

Conocida como debt-to-income ratio en Estados Unidos, consiste en una métrica que te indica el porcentaje de deuda que estás pagando mensualmente con respecto a tus ingresos brutos (antes de impuestos).

Es decir, cuando sumas los pagos de crédito que haces en 30 días y los comparas con lo que ganas, obtienes la DTI.

Proporción deuda-ingresoEs importante entender que la proporción deuda-ingreso solamente considera el pago mínimo para las siguientes categorías: hipoteca, crédito automotriz, préstamo estudiantil, tarjetas de crédito, préstamos personales y otras deudas reportadas a los burós. Esto lo puedes averiguar revisando tu informe de crédito.

Supongamos por un momento que debes desembolsar mensualmente unos $500 para pagar diferentes rubros (tarjetas, préstamos, hipoteca, etc.) y ganas $2000.

La fórmula para hacer este cálculo es muy sencilla: solo tienes que dividir ambas cifras (deuda ÷ ingresos) y luego multiplicar por 100. En este ejemplo, tu proporción sería 25%.

¿Para qué sirve la DTI?

Cuando se trata de la gestión inteligente de finanzas personales, no deberías pasar por alto este dato. La razón: este porcentaje te indica el balance que muestran tus hábitos financieros.

Cuando tienes una DTI alta, significa que estás invirtiendo más en deuda, dejándote menos capital a fin de mes. Por el contrario, una DTI baja implica que estás manejando mejor tu dinero.

Esto es importante porque está demostrado que las personas con una proporción deuda-ingreso por encima del 45% tienen problemas para asumir sus compromisos.

Este comportamiento riesgoso es mal visto por bancos y prestamistas, quienes prefieren otorgar financiamiento a quienes muestran una relación ingreso-deuda baja o dentro del promedio.

¿Afecta la proporción deuda-ingreso a tu score?

La verdad es que no. Muchas personas están bajo la impresión de que este dato podría afectar de forma negativa su score, algo que no es cierto.

Esto se explica tomando en cuenta que existen consumidores que ganan mucho dinero y poseen un puntaje mediocre, mientras hay otros que ganan muy poco y tienen un score casi perfecto.

El puntaje de crédito está fundamentado únicamente en tus registros relacionados con instrumentos de crédito y el historial de cómo has manejado el endeudamiento.

La DTI puede influir de manera indirecta sobre tu puntuación porque te deja menor liquidez cada mes, disminuyendo tu capacidad de pago para otros compromisos financieros.

Comparación entre debt-to-income y debt-to-limit ratios

En lo que respecta a diferenciar términos financieros, te invitamos a tener claro qué es cada uno de estos elementos.

Ya hemos visto de qué trata la DTI, por eso hay que definir la proporción deuda-límite, también llamada proporción de uso crediticio y que se refiere al porcentaje de crédito que estás usando con respecto al total de financiamiento que tienes disponible.

Es una métrica que estima los balances de deuda que presentas cada mes con relación al monto completo de crédito que posees en este momento. En otras palabras, sirve para averiguar si estás llevando las tarjetas de crédito al límite.

Evaluación de la DTI por bancos y prestamistas

Cuando tienes la intención de solicitar un préstamo personal, una tarjeta de crédito o una hipoteca, las entidades y empresas financieras querrán conocer tu proporción de deuda-ingreso.

Esto es porque quieren reducir sus riesgos al momento de ofrecer dinero, por lo cual podrían exigirte una proporción de deuda-ingreso menor al 45%, que es un estándar para la industria.

Lo recomendable en este caso es tener una DTI por debajo de 36%, lo cual suele facilitar la aprobación para financiamientos mayores. No obstante, si puedes estar por debajo de 30%, eso representa una condición ideal.

Recuerda que cada prestamista tiene sus propios requerimientos sobre estos datos y no es lo único que evalúan.

Solvencia según el nivel de deuda-ingreso

La solvencia (creditworthy) es sin duda uno de los factores más relevantes para conseguir capital adicional. Por eso te damos 3 ejemplos de cómo luce tu debt-to-income ratio:

  • Tener una DTI de 50% o más significa que tienes poco dinero para gastar o ahorrar. Esto limita tus opciones de préstamo y complica tu situación ante un suceso inesperado.
  • Cuando te ubicas entre 36% y 49%, estás en una zona manejable que puede mejorarse. Te podrían pedir otros requisitos para aumentar tu elegibilidad.
  • Si estás por debajo de 35%, puedes gestionar bien tus deudas y te sobra dinero para otros gastos, siendo un/a candidato/a casi preaprobado.

La proporción deuda-ingreso señala las tendencias sobre la gestión de tus finanzas personales. Si quieres conseguir más crédito y llegar a fin de mes con dinero, en Busconomico te ayudamos a lograr tus metas.


Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: