Busconómico

Qué debes hacer antes de refinanciar una hipoteca

Decidirse a refinanciar una hipoteca puede tener sentido cuando la Reserva Federal baja las tasas o cuando necesitas más dinero. Sin embargo, sacar un préstamo hipotecario nuevo por razones de conveniencia también implica que deberás hacer el proceso otra vez.

Ya que no esperamos que te conviertas en un refinanciador serial, te daremos algunas claves sobre este trámite.

¿Qué debes considerar al momento de refinanciar una hipoteca?

Antes de establecer si la refinanciación de tu hogar puede ser oportuna o no, debes entender que este proceso no es para todo el mundo. Primero debes responder a las siguientes 3 preguntas:

¿Recuperaré mi inversión?

Refinanciar una hipoteca puede ser costoso cuando no consigues una tasa de interés que funcione a largo plazo. Como debes pagar los costos de cierre otra vez, esto agrega entre un 1 y un 2% al balance que pidas prestado.

Por ejemplo, un crédito de $300 mil USD te cuesta unos $6,000 USD en comisiones. Lo ideal es recuperar este dinero en 5 años o menos, por eso tienes que calcular cuánto tiempo te tomará hacerlo.

Hipoteca fija
Hipoteca fija
  • Interés: Desde el 3%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca con tasa variable
Hipoteca con tasa variable
  • Interés: LIBOR + diferencial
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca fija
Hipoteca fija
  • Interés: 3.13
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca variable o ajustable
Hipoteca variable o ajustable
  • Interés: LIBOR + 2.25%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca con tasa fija
Hipoteca con tasa fija
  • Interés: Consultar
  • Plazo máximo: 30 años

¿Cuáles son tus metas financieras?

El cambio en tus cuotas mensuales debe estar acompañado de una evaluación sobre tus otras metas financieras, como fondos para el retiro, educación u otros proyectos. Mientras que el refinanciamiento podría significar un ahorro a largo plazo, no vale la pena si los gastos adelantados te dejan sin dinero.

Antes de pagar las comisiones otra vez, te aconsejamos contar con una liquidez de 3 a 6 meses de ingresos para cubrir alguna emergencia, vacaciones o desempleo.

¿Qué madurez tiene tu crédito hipotecario?

Refinanciación de una hipotecaEs importante que pienses cuánto vas a terminar pagando con la nueva hipoteca para no perder dinero con costos adicionales. Si llevas 5 años con un préstamo de 30 años, refinanciar por el mismo tiempo podría significar más intereses al final.

Esto tampoco implica que deberías optar por un plazo menor, en especial cuando buscas reducir tus gastos mensuales. Si no estás pensando en vender o mudarte, debes evaluar el efecto de la tasa sobre la vida del crédito.

Revisa tu score crediticio

Ya deberías saber que tu puntaje FICO será un elemento crucial si quieres lograr un buen acuerdo. Para este año, el 90% de las personas que consiguieron una hipoteca contaban con 650 ó más.

Por ello, mientras más alto sea tu score, mejores probabilidades tendrás de obtener una refinanciación. Por otro lado, si aún debes más del 25% de la vivienda, las entidades financieras te van a exigir un puntaje alto.


También necesitas revisar que la relación deuda-ingresos (DTI) no esté por encima del 43%. Existe la posibilidad de que las cuotas del préstamo hipotecario nuevo eleven tu DTI más allá de lo aceptado por la mayoría de instituciones.

Aunque en teoría puedes asumir los costos, los bancos prefieren no aprobarte la solicitud por el riesgo que esto implica.

Compara las mejores ofertas hipotecarias

En caso de que refinanciar tu hipoteca tenga completo sentido financiero y cuentes con la certeza de calificar para las mejores tasas, es hora de comparar bancos y prestamistas.

La recomendación general para este proceso requiere que hagas de 3 a 5 consultas dentro de un período de 2 semanas para no impactar tanto tu score crediticio.

No olvides investigar bien y solicitar datos sobre APR, tasas de interés anuales y las posibles comisiones extra. Así puedes comparar el monto total para cada una de tus alternativas.

Reúne los documentos

Una vez que hayas elegido la entidad bancaria o el prestamista, debes preparar el papeleo para hacer la solicitud más atractiva. Vas a necesitar las declaraciones de impuestos, formas W2, talones de pago, prueba de PMI y estados de cuenta de bancos.

También es posible que te pidan un balance relacionado con tus cuentas de inversión. Chequea dos veces que posees estabilidad financiera y recuerda que estar organizado agilizará más este trámite.

Entrega los papeles para iniciar el trámite

El proceso para refinanciar una hipoteca no es complicado. Simplemente te reúnes con el corredor o asesor del banco, aseguras la tasa y llenas la solicitud. Luego entregas la documentación requerida y de ahí en adelante le toca al subscriptor evaluar la información.

Es un trámite que puede tomar de 2 semanas a 3 meses, por lo cual debes tener paciencia. Cuando termina la subscripción, solamente resta firmar el contrato. Usualmente hay un período de gracia de 3 días después de la firma para arrepentirse y anular el papeleo.

Las razones para refinanciar una hipoteca son variadas, como reducir el plazo, bajar las mensualidades y obtener un dinero adicional. Lo fundamental es que sea una decisión informada que no afecte tus finanzas personales. Para ello puedes apoyarte en el comparador de Busconómico y nuestros expertos


Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: