Busconómico

Qué es el APR (Annual Percentage Rate) y cómo se calcula

Al solicitar un préstamo personal, una tarjeta de crédito u otro financiamiento en Estados Unidos, debes saber algunos detalles para poder comparar cómo se diferencian estos productos bancarios. Uno de dichos elementos es el APR o Tasa de Porcentaje Anual.

Si quieres averiguar más sobre sus pormenores, te explicamos los puntos más relevantes para tus finanzas personales.

Qué es el Annual Percentage Rate (APR)

En México, la APR estadounidense es equivalente al Costo Total Anual (CAT). Es un valor anualizado que sirve para calcular cuánto podría costarte una tarjeta de crédito o financiamiento determinado. La Tasa de Porcentaje Anual no debe confundirse con la Tasa de Interés Nominal (Nominal Interest Rate, NIR), porque son conceptos diferentes que están vinculados entre sí.

Es importante destacar que:

  • Annual Percentage Rate o Tasa de Porcentaje AnualPor lo general, la APR incluye todos los gastos asociados a un producto bancario durante un año. Esto quiere decir que está integrada por la NIR, las tarifas y otros cargos que haya designado el banco para un crédito, hipoteca, tarjeta de crédito, entre otros. Dependiendo del instrumento y condiciones, no siempre la Tasa de Porcentaje Anualizada incluirá todas las comisiones.
  • En cambio, la Tasa de Interés Nominal hace referencia a un porcentaje calculado al año que se paga en las cuotas mensuales sobre el saldo que debes. A diferencia del concepto anterior, no incluye otros gastos adicionales que podría tener el producto bancario. Es un indicador que te revela una parte del monto total a pagar, pero es una imagen incompleta.

Como dato adicional, la NIR siempre es igual o más baja que la Tasa de Porcentaje Anual. Claro, esto es fácil de entender porque la segunda incluye a la primera y otros cargos extra. Dependiendo de la institución financiera o el instrumento, dicha tasa de porcentaje puede ser variable o fija.  

Cálculo de la APR

Sacar la cuenta por medio de la Annual Percentage Rate no es algo complicado. Bastaría con conocer el porcentaje correspondiente y el monto del crédito personal. Podemos ejemplificarlo así:

  • Supongamos que quieres pedir un préstamo por $10 mil dólares a un APR de 7%. Multiplicando dichos valores y luego dividiendo entre 100, obtienes $700 dólares. Esta última cantidad es la que tienes que sumar al monto original para saber lo que vas a pagar por cada año.
  • Hay otra forma de calcular el APR para las tarjetas de crédito. En este caso, tomas la tasa de porcentaje anual, la divides entre los días del año y ese resultado lo multiplicas por el saldo de la deuda. Por ejemplo, un APR de 27% ÷ 365 días = 0.0739 x $3,000 dólares, eso da 221.7 de intereses por cada mes de facturación.

Factores que influyen sobre la Tasa de Porcentaje Anual

Cuando solicitas un préstamo personal u otro tipo de financiamiento, sabes que los bancos te solicitan varios requisitos. Uno de ellos es el score crediticio, que mientras más bajo sea, más caro será el porcentaje que te van a aplicar.

Aunque tengas un buen historial crediticio, eso tampoco significa que vas a obtener tasas de interés bajas. Mucho de ello depende de las políticas económicas de la FED (Reserva Federal), encargadas de subir o bajar la tasa oficial de intereses sobre el dólar, que se utiliza para cuidar al sistema financiero. El valor aumenta para contrarrestar los efectos de la inflación y disminuye para estimular el endeudamiento.

A medida que la economía se va consolidando, la Reserva Federal va encareciendo el acceso al préstamo para controlar la pérdida de poder adquisitivo. Durante la crisis económica de 2008, la tasa de interés oficial estaba casi en 0%, lo cual favorecía pedir cualquier tipo de financiamiento. Ahora que el panorama está volviendo a la normalidad, es más difícil encontrar crédito tan barato.

Negociando la APR

Cuando hablamos de financiamiento, siempre existe la posibilidad de conseguir mejores condiciones. Ya que la Tasa de Porcentaje Anual incluye varios cargos, puedes negociar la reducción de los más importantes. Existen 2 opciones principales:

  • Reducir la Tasa de Interés Nominal (NIR). Esta estrategia podría requerir un refinanciamiento de tu deuda, lo cual implica tener que pagar otra vez las comisiones del nuevo préstamo personal. Aun así, tendrías que revisar si la APR lo amerita.
  • Pedir rebaja si tu crédito mejora. Cada vez que tu puntaje crediticio aumente o la Reserva Federal baje el referencial, considera solicitar una reducción de la Tasa de Porcentaje Anual. Puedes negociar con el acreedor original o buscar a otro prestamista para tener mejores condiciones.

El concepto de APR es importante para que cuides tus finanzas personales y sepas cuáles son los productos bancarios más atractivos. Si buscas las mejores opciones, apóyate en el comparador/buscador de Busconómico.


Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: