Busconómico

Qué son las cuentas conjuntas y qué ventajas ofrecen

A medida que vas avanzando en una relación con otra persona, el tema financiero se vuelve importante si ambos quieren mudarse juntos o casarse. Esto puede significar compartir las cuentas y empezar a ahorrar para planes futuros.

Ante la perspectiva de una vida juntos, el manejo de las finanzas debe ser una prioridad. Por eso te mostramos qué son las cuentas conjuntas (joint accounts) y sus ventajas.


Datos relevantes sobre las cuentas conjuntas

Nos parece importante comentarte que, de acuerdo a una encuesta del TD Bank, el 90% de las parejas felices discuten temas de dinero al menos una vez al mes. En cambio, el 68% de las uniones con problemas, no lo hace.

De hecho, quienes abordan este asunto revelan que esto ha fortalecido su relación y ha reforzado la intención de tener metas comunes.

Cuentas conjuntasDe igual forma, el mal manejo del dinero también puede ser responsable de la felicidad de una pareja. Algunos estudios indican que los secretos financieros son la primera causa para terminar una relación.

Así, un 27% de estadounidenses consideraría el divorcio cuando hay cuentas ocultas y muchos pensarían en separarse si su media naranja esconde una deuda superior a los $15,000.

Qué son las cuenta conjuntas

Conocidas como joint accounts en Estados Unidos, son cuentas corrientes o de ahorro a nombre de 2 ó más personas que comparten sus derechos y responsabilidades a partes iguales.

Más allá de las parejas casadas, esta categoría puede incluir a parejas, familiares cercanos, socios de negocios y más. Esta figura es común cuando las personas quieren atender sus finanzas personales de forma conjunta.

Cómo funcionan las joint accounts

Como es habitual con diversos productos financieros, los cuentahabientes son considerados como los titulares de una cuenta. El derecho de sacar dinero o depositarlo va a depender del tipo de cuenta conjunta que decidas establecer con tu pareja.

Por lo general, los involucrados suelen escoger la opción de tenencia compartida (joint-tenency). Mediante esta clase de arreglo, cada uno de los titulares tiene la potestad de ingresar o sacar dinero con el consentimiento de su pareja.

Además, si sucede que alguno de los titulares llega a fallecer, la persona que sobrevive obtendrá el control total de la cuenta sin necesidad de pasar por el proceso de probatoria, algo que exige el estado cuando no existe un beneficiario designado.

Ventajas de las cuentas conjuntas

Unir fuerzas para llevar las finanzas del hogar tiene sus ventajas, aunque también puede presentar ciertas dificultades. Como revelan los datos, las parejas que son más abiertas con el manejo de sus ingresos tienen más probabilidades que tener una relación más saludable.

Dicho esto, entre los beneficios de las cuentas conjuntas vale destacar:

Ofrece una perspectiva financiera más clara

Cuando ambos gestionan los gastos del hogar a través de una sola cuenta, es más fácil tener un panorama completo de la administración del dinero. A menudo, demasiadas cuentas entre 2 personas hacen más engorroso llevar un registro apropiado de los gastos.


Con un solo fondo, resulta más sencillo hacer un presupuesto, ver en qué categorías hay excesos y cuáles podrían ser ajustadas según la situación actual.

Promueve la confianza y la transparencia

Cualquier experto en planificación financiera te indicará que una joint account sirve para establecer una comunicación más abierta sobre la gestión del dinero.

Esta preocupación compartida también fomenta la confianza, ya que ambos tratan de orientar sus metas a mediano o largo plazo y de solventar cualquier situación. Esto puede lograrse con cuentas separadas, pero las parejas más unidas prefieren esta opción.

Mayor disponibilidad cuando hace falta

Otra ventaja de una cuenta conjunta es que cualquiera de los titulares puede acceder a los fondos en el momento que los necesite. Resulta habitual que estos instrumentos otorguen a las parejas una chequera, una tarjeta de débito y la potestad e hacer retiros o depósitos.

Además, muchos bancos proveen servicios de banca electrónica para que ambos puedan acceder vía web o a través de una app, herramientas que simplifican el manejo de las finanzas compartidas.

Sirve como un fondo de auxilio

Una joint account también puede funcionar como un recurso de asistencia financiera durante momentos complicados o en medio de una transición. Si uno de los dos se enferma, pierde su trabajo o tiene algún problema, las finanzas compartidas ayudan a sobrellevar la crisis.

Además, si uno de los novios o esposos muere, el otro se convierte en el único titular sin complicaciones legales.

Nuestra recomendación

Tener cuentas conjuntas o separadas tiene sus pros y contras. Siempre que haya comunicación, se puede aplicar una estrategia combinada, tanto para dirigir ingresos propios a un fondo común, como a la inversa.

Así se reparte el dinero en partes convenientes para cumplir con el ahogar, promover la autonomía y tener finanzas claras.

Las cuentas conjuntas requieren una buena charla sobre sus ventajas y desventajas. Mientras tanto, puedes revisar tus opciones en el comparador de Busconómico.


Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: