Busconómico

Qué cubren los seguros de vida de las hipotecas

Los seguros de vida para hipotecas son parte importante de la cultura financiera estadounidense. Diseñados exclusivamente para evitar que tu familia corra con los gastos del préstamo hipotecario si mueres, no debe confundirse con el seguro hipotecario privado (PMI).

Por tratarse de un producto bancario popular, veremos más a fondo en qué consiste.

¿Cómo funciona el seguro de vida para hipotecas?

A diferencia de las coberturas tradicionales, el seguro de vida de las hipotecas tiene como propósito saldar la deuda pendiente cuando el responsable del préstamo hipotecario fallece o tiene un accidente que no le permite seguir pagando.

Dependiendo de la póliza que elijas, el dinero puede pasar al prestamista o servir para gastos de los sobrevivientes. También funciona como un seguro de vida normal, el cual compensa a los beneficiarios o familiares una cantidad determinada por tu muerte para saldar la deuda pendiente y otros compromisos.

Hipoteca fija
Hipoteca fija
  • Interés: Desde el 3%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca con tasa variable
Hipoteca con tasa variable
  • Interés: LIBOR + diferencial
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca fija
Hipoteca fija
  • Interés: 3.13
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca variable o ajustable
Hipoteca variable o ajustable
  • Interés: LIBOR + 2.25%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca con tasa fija
Hipoteca con tasa fija
  • Interés: Consultar
  • Plazo máximo: 30 años

La razón fundamental de su contratación es prever estas circunstancias con la intención de no perjudicar a quienes quedarían como responsables.

Por lo general, esta cobertura está disponible en las compañías aseguradoras más importantes del país y en las entidades donde solicitas una hipoteca.

A menudo, los bancos te exigen contratar con ellos esta póliza para poder aprobarte el crédito. No obstante, por ley no tienes la obligación de hacerlo y puedes buscar la opción más barata o conveniente.

¿Qué tipos de seguros de vida hipotecarios existen?

No resulta extraño que una cobertura como esta tenga varias versiones para elegir según lo que el consumidor piense que favorezca más a sus intereses económicos. En esta categoría, puedes disponer de 3 alternativas principales:

  • Seguros de vida para hipotecasSeguro de vida temporal (Term life insurance). Se trata de una póliza frecuente para operaciones hipotecarias. Es la que paga la deuda restante del asegurado en caso de inhabilitación o fallecimiento en función del tiempo establecido en las condiciones. Por ejemplo, tienes la oportunidad de pedir una extensión de 15, 20 ó 30 años, de acuerdo a tus intereses.
  • Seguro de vida a plazo decreciente (Decreasing term life insurance). Este producto está pensado para personas que buscan una alternativa más específica con respecto a su hipoteca. Funciona a la par de las mensualidades que van disminuyendo el saldo adeudado, reduciendo el tiempo de cobertura a medida que vas abonando. Aunque las primas no bajen con el tiempo, te recomendamos contratar por el mismo plazo que dure el préstamo hipotecario.
  • Seguro de vida a término nivelado (Term level life insurance). La más sencilla y fácil de entender, esta póliza se distingue por pagar una suma fija en caso de muerte o invalidez durante la vida del aseguramiento. Ya que la cantidad de dinero no cambia sin importar cuándo ocurra una de las 2 situaciones mencionadas, las primas suelen ser más altas que otras opciones.

¿Qué pros y contras tienen estos seguros?

Como en todo aseguramiento, habrá cosas que te serán de mucha utilidad en un momento dado y otras que te harán pensar 2 veces sobre si vale la pena invertir en ello. El seguro de vida de las hipotecas no escapa a este razonamiento, por eso te dejamos lo que nos gusta y lo que no de estas pólizas.

Beneficios principales de las pólizas de vida para hipotecas

  • El mortgage life insurance posee la conveniencia de que no necesitas hacerte un examen físico para conseguirlo.
  • Si te niegan otras pólizas de vida por razones médicas, puedes utilizar este seguro para proteger a tu familia de la hipoteca y otros gastos de la vivienda.
  • Este producto sirve para complementar una póliza de vida individual. Cuando mueres, tus beneficiarios obtienen dinero para el pago del préstamo hipotecario y para otros gastos sobrevenidos por esta situación.

Desventajas de los seguros de vida hipotecarios

  • En una cobertura decreciente, las primas permanecen igual a medida que la indemnización final va disminuyendo por el pago de la hipoteca. Este desembolso es mucho más caro que las cuotas del seguro de vida temporal.
  • Podría decirse que algunas coberturas relacionadas con este seguro favorecen más al prestamista que a los beneficiarios. Mientras que el fallecimiento se encarga de la hipoteca, la familia no recibe ayuda para otras deudas.
  • Con una póliza de vida convencional, los beneficiarios pueden usar el dinero del fallecimiento como mejor les parezca, ya sea para educación, créditos pendientes, etc.

Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: