Busconómico

Alquilar o comprar una vivienda, ¿qué es mejor para ti?

Aunque para muchos tener casa propia puede ser visto como una señal de éxito, no todas las personas poseen las mismas aspiraciones. Descifrar este dilema resulta fundamental para el manejo de tus finanzas personales, por eso analizaremos qué podría ser mejor, si alquilar o comprar tu vivienda habitual.

¿Qué es mejor? Comprar o alquilar una vivienda

Mientras hay quienes apoyan la idea de alquilar, otros también muestran sus argumentos a favor de comprar un inmueble. Al final, esta decisión puede reducirse a la cantidad de dinero invertida en cada caso o a la conveniencia de ser propietario o no.

Es algo que vale la pena averiguar, en especial si estás pensando en comprar una vivienda por primera vez.

Comprar o alquilar una viviendaEn cuanto a las cifras, el porcentaje de propiedad para quienes son menores de 35 años se ubica en 34.1%, el más bajo en los últimos 50 años. Este dato representa la mitad de la tasa total de posesión dentro de Estados Unidos.

Esto se combina con la perspectiva de que los millennials y generaciones posteriores ven el comprar una casa como un mal negocio.

Por otro lado, las tasas de interés siguen bajando para la contratación de hipotecas, haciendo que las mensualidades sean más baratas que los alquileres.

Esto aplica para algunas partes del país, sobre todo áreas rurales. Incluyendo todos los gastos que implica ser dueño de una propiedad, hay 53% de condados donde pagas menos por tener una casa de 3 habitaciones que por rentarla.

Argumentos a favor de alquilar un inmueble

Cuando consideras alquilar vs comprar una vivienda, debes analizar qué favorece a cada opción. En lo que respecta a rentar, piensa en lo siguiente:

Saldo principal de la hipoteca

Asumiendo que la persona promedio no tiene $150 ó 200 mil para pagar una casa de contado, hay que recurrir a una hipoteca. Si te aprueban este financiamiento, debes entender que la mensualidad durante los primeros 10 años incluye más intereses que saldo principal.

Hipoteca fija
Hipoteca fija
  • Interés: Desde el 3%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca con tasa variable
Hipoteca con tasa variable
  • Interés: LIBOR + diferencial
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca fija
Hipoteca fija
  • Interés: 3.13
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca variable o ajustable
Hipoteca variable o ajustable
  • Interés: LIBOR + 2.25%
  • Plazo máximo: 30 años
Hipoteca con tasa fija
Hipoteca con tasa fija
  • Interés: Consultar
  • Plazo máximo: 30 años

Esto se ilustra mejor con un ejemplo:

Supongamos que tienes una hipoteca de $200,000 con una tasa fija del 4.5%, lo cual te da una cuota mensual de $1,014. De esto, el primer pago corresponde a $264 de saldo principal y $750 en intereses. Después de 20 años, tu mensualidad incluirá $647 para el balance principal y $367 para intereses.

La cuenta escrow (fideicomiso)

Una vivienda con hipoteca se considera una inversión importante para el dueño y el banco. Por eso se establece una cuenta fideicomiso, que toma la doceava parte de la mensualidad para pagar el seguro y los impuestos. Esto evita cualquier gravamen sobre la propiedad o un accidente que deje la casa destruida.

Además, cuando pones menos del 20% del enganche, el banco te exige que contrates un Seguro Hipotecario Privado (PMI) que sirve para proteger sus intereses.


El dinero de esta póliza se maneja a través de la escrow y sirve como garantía en caso de impago. Como esto forma parte de la hipoteca, también reduce el pago del saldo principal.

Rentar ofrece más flexibilidad

Entre las ventajas de alquilar casa o apartamento, está la posibilidad de elegir entre una gran variedad de propiedades. Poder mudarse con facilidad resulta más atractivo para quienes no quieren estar en un solo sitio, cambian de empleo con frecuencia o no tienen familia.

Dependiendo de tu estilo de vida, esta opción será más o menos atractiva.

Razones para comprar una vivienda

Las personas que prefieren comprar casa en lugar de rentar, suelen apoyarse en motivos como:

Beneficios fiscales

Quienes contratan una hipoteca, tienen derecho a deducir los intereses generados por este financiamiento cuando el inmueble vale menos de $1 millón.

También puedes descontar los intereses si pides una línea de crédito o un préstamo con garantía hipotecaria por menos de $100,000. Además, puedes deducir la comisión de originación durante el primer año.

Puede ser más barato

Para descubrir esto, necesitas calcular la proporción precio-renta del mercado donde piensas comprar la vivienda. La fórmula incluye el precio de una casa y el alquiler mensual por un año.

Por ejemplo, una propiedad de $150,000 con una renta de $900 al mes te daría 13.88 ( 150,000 / ( 900 * 12 ) ). Mientras más bajo sea este valor, mejor será para los compradores y un indicador por debajo de 20 favorece la adquisición.

Comodidad y tranquilidad

Además de aumentar tu patrimonio, una ventaja esencial para muchos es la posibilidad de hacer con tu propiedad lo que te parezca. Puedes renovar, anexar, montar un negocio o alquilar sin pedirle permiso a un casero.

Por otro lado, no te ves obligado a mudarte ni vas a sufrir inspecciones habituales, lo que suele suceder con quienes viven alquilados.

Comprar vs alquilar es una decisión que puede depender del sentido económico o personal. Como en Busconomico favorecemos la buena gestión de las finanzas personales, nos inclinamos por la evaluación objetiva basada en tu estilo de vida y necesidades.

 

Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: