Busconómico

Tipos de cuentas bancarias en Estados Unidos

El manejo adecuado del dinero es un tema que se presta para un debate álgido sobre los medios más apropiados para administrar nuestros recursos. Lo complicado del asunto reside en la necesidad o no de contar con un banco o unión de crédito para este fin.

Dejando de lado las preferencias, la ocasión es propicia para revisar los tipos de cuentas en Estados Unidos. Una manera sencilla de entender qué producto bancario es más apropiado para tus intereses o necesidades, consiste en saber para qué sirven las principales modalidades de cuentas bancarias.

En USA, como en todos los países que poseen un sistema financiero, esto no representa mayor misterio. El dilema para cualquier persona es simplemente elegir la institución con las mejores condiciones.

Cuenta Advantage SafeBalance Banking
Cuenta corriente sin chequera, con tarjeta de débito y billetera digital. Para que gestiones tu dinero de forma fácil y sin cargos por sobregiro.
Cuenta Chase Total Checking
Cuenta de cheques con tarjeta de débito gratis y la posibilidad de evitar el cargo mensual de diversas formas.
Cuenta Everyday Checking
Cuenta de cheques para tu día a día con la que puedes operar utilizando una tarjeta de débito gratis y con una comisión de manejo fácil de evitar.
Cuenta Advantage Plus Banking
Cuenta de cheques que dispone de diversas formas de pago: tarjeta de débito, Zelle, billetera digital y cheques de papel si los compras.
Cuenta Interest Checking
Cuenta corriente online remunerada que no cobra comisiones de mantenimiento, ni por emisión de cheques ni transferencias. Tampoco exige mantener un saldo mínimo.

En este sentido, las razones habituales para abrir una cuenta bancaria suelen ser: ahorrar, ganar intereses, administrar mejor los ingresos, diversificar el capital, invertir o contar con diferentes opciones de pago para las transacciones cotidianas.

Dicho esto, las entidades norteamericanas son conocidas por ofrecer 5 modalidades básicas:

Cuentas de ahorro (Savings accounts)

Casi todos, de una u otra forma, estamos familiarizados con estos instrumentos sencillos que tienen como finalidad guardar dinero para emergencias, proyectos y otras necesidades, obteniendo una rentabilidad por él.

Para la mayoría, en especial los más jóvenes, las cuentas de ahorro representan un inicio dentro del mundo financiero. No deberían usarse para operaciones cotidianas, pero no es una ley escrita.

Esta clase de cuentas son conocidas por ofrecer una tasa de interés mensual o anual para estimular el buen hábito de reunir ahorros. Aunque estos dividendos no son altos, la disciplina y los años pueden generarte un beneficio interesante.

No incluyen una tarjeta de débito y puede estar sujetas a ciertas restricciones para el retiro, como poder recuperar dinero gratuitamente solo 6 veces al mes.

Cuentas corrientes o de cheques (Checking accounts)

Tipos de cuentas bancarias en USALa checking account tiene varias denominaciones en la cultura financiera: cuenta de débito, corriente, personal e incluso demanda de depósito (Estados Unidos). Estos instrumentos están pensados para que hagas tus transacciones frecuentes, como pagar facturas, emitir cheques, transferencias online, retiro de efectivo en cajeros, pago de nóminas, entre otras.

Por esta razón, incluye una tarjeta de débito, una app para banca móvil o la opción de pago de bills en línea. Es posible conseguir este tipo de cuentas con intereses, denominadas “high yield”, que te dan una tasa de interés del 2 a 4% de APY.

Muy útiles para una gestión diaria, hay que saber elegir la más adecuada para evitar las diferentes comisiones vinculadas a su contratación.

Cuentas de mercado monetario (Money Market accounts)

Funcionan casi de la misma forma que las cuentas de ahorro. Son denominadas de esta manera porque el banco o la unión de crédito las utiliza para invertir en activos de bajo riesgo, como bonos del gobierno, certificados de depósitos (CDs) y más.

Suelen tener intereses más altos que las corrientes o de ahorro y dependen de los índices federales.

Esta clase de instrumentos no están pensados para el largo plazo, pero sí para diversificar la rentabilidad de tu dinero. Sus ventajas son los dividendos, el uso de tarjeta de débito y la inclusión de chequera.

Los inconvenientes comunes están relacionados con un depósito mínimo alto (5 mil a 10 mil dólares), la cantidad de retiros mensuales permitidos (3 ó 4) y no hay garantías con las tasas.

Certificados de Depósito (CD)

Entre todas las cuentas mencionadas, la de CD es la que te permite obtener la mayor cantidad de ganancias por cumplir con las condiciones de la entidad financiera. Esto es porque tienes que comprometer el dinero por un lapso determinado, desde 6 meses hasta 10 años. Obtienes los dividendos de la tasa de interés fija cuando vence el tiempo establecido.

El “problema” de este producto es que no puedes retirar el capital antes de tiempo, de lo contrario tendrás que pagar una multa y no recibes ganancias. La recomendación consiste en comparar las tasas que ofrecen los bancos, buscar un CD que se aproxime al índice de inflación y tener otros mecanismos de ahorro.

Cuentas de retiro (Individual Retirement Account)

La IRA es la última de esta lista y funciona como un fondo para guardar dinero para los años dorados. Su ventaja principal es que no tienes que pagar impuestos por depósitos sino por los retiros. Esto significa que el dinero crece en la medida que vas abonando y los intereses se van acumulando.

Existen 2 modalidades: tradicional y Roth. Con la primera pagas los taxes poco tiempo después del retiro y con la segunda, de inmediato. Hay que tener claras las reglas, consultar con un experto en IRS y conocer bien sus restricciones.

Por ahora no tenemos para que compares todos los tipos de cuentas de los EUA que hay, aunque en breve realizaremos comparadores específicos para cada modalidad. Aún así, puedes revisar las más interesantes en nuestro comparador de cuentas.


Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: