Busconómico

Tasa de Interés Preferencial (Prime Rate)

Cuando tienes la determinación de mejorar tus finanzas personales, sabes que vas a tener que lidiar con créditos, tasas y diferentes clases de indicadores. Puede que suene complejo o aburrido, pero una vez que se internaliza, es como tener presente el precio de la gasolina. Por eso queremos darte a conocer el Prime Rate o Tasa de Interés Preferencial.

¿Qué sabemos del Prime Rate?

La definición básica de la Tasa de Interés Preferencial nos indica que es el porcentaje que cobran las entidades financieras a sus clientes más responsables. Esto significa que empresarios, inversionistas y personas que muestran el mejor historial crediticio obtienen este valor referencial.

La razón es muy sencilla: han demostrado disciplina, puntualidad y representan un riesgo mínimo para la entidad financiera. 

Por otra parte, es la mejor tasa disponible para alguien que busque financiamiento u otro instrumento además de la ofrecida a otros bancos. Actualmente se ubica en 5.50% y suele tener un valor de 3% por encima de la tasa overnight para fondos federales, que sirve como indicador base para su cálculo.

Tasa de interés preferencial o Prime RateAdemás, la prime o prime lending rate funciona como referencia para otros intereses.Por ejemplo, cuando solicitas una tarjeta de crédito o un préstamo personal con alguno de los bancos más importantes, la Tasa de Interés Preferencial podría ser lo menos que te van a cobrar.

A diferencia de comisiones o cobros por servicios, es un porcentaje que las entidades cambian de manera uniforme, dado que la subida o bajada del Fed incide sobre su modificación.

De igual forma, muchas instituciones utilizan la WSJ Prime Rate como referencia para establecer esta tasa de interés. Este valor es el que publica el Wall Street Journal, se basa en una encuesta de los 30 bancos más relevantes de Estados Unidos y suele reajustarse cada vez que al menos 23 entidades lo modifican. Es el indicador más utilizado debido a su frecuencia.

Importancia de la Tasa de Interés Preferencial

Muchas personas tan solo se preocupan por la salud de sus finanzas personales cuando algo está mal o sucede algo inesperado. Decimos esto porque el descuido y los malos hábitos surgen de la falta de conocimiento sobre cómo funciona el sistema económico de un país.

La Prime Rate es importante porque condiciona el interés del financiamiento que tiene mayor incidencia sobre tu patrimonio.

Los bancos, uniones de crédito y entidades de ahorro establecen un interés por encima de la Tasa de Interés Preferencial para cubrir sus riesgos más grandes. Las tasas superiores al Prime reducen las pérdidas que provocan los impagos inevitables.

En esta categoría están productos financieros como tarjetas de crédito, hipotecas con interés variable/ajustable y préstamos hipotecarios de solo intereses. 

Al igual que con otros indicadores relevantes para la economía nacional, si la Prime sube, esta situación aumenta los pagos o cuotas mensuales de financiamiento. Por esta razón, es importante estar atentos a lo que dice la Reserva Federal con respecto a la modificación de sus índices. Esta información es valiosa para saber cuándo es mejor invertir, pedir prestado o comprar.

Asimismo, la Prime Lending Rate tiene incidencia sobre la liquidez de los mercados financieros. El hecho de que este indicador suba, hace que el financiamiento sea más costoso debido a una economía más lenta y con menor liquidez. Por el contrario, si este referencial baja, las empresas tienen más oportunidad de crecer porque los préstamos son más accesibles.

¿Quiénes califican para obtener la Prime Rate?

En general, la Tasa de Interés Preferencial está reservada para clientes o negocios con un historial de crédito impecable y que no son bancos. Es más frecuente que una empresa estable o una corporación consiga este beneficio antes que una persona física.

La Prime Rate no necesariamente es un valor fijo para todas las entidades financieras sino más bien una referencia. Aunque el valor porcentual publicado esté en 5.50%, los prestamistas o instituciones pueden ofrecer una tasa más baja a quienes consideran como sus clientes más calificados. No debe ser considerada como un índice mínimo obligatorio para productos bancarios.

Por ejemplo, las tasas de interés para las tarjetas de crédito son variables. Cuando solicitas este instrumento, el banco te podría indicar que el APR en cuestión sería del 19% (Prime + 13.5%). En este caso, te están ofreciendo la misma tasa que le darían a cualquier otra persona porque no te están considerando como uno de sus clientes más importantes ni mejor valorados.

La Tasa de Interés Preferencial o Prime Rate es algo a lo que debemos estar atentos cuando solicitamos algún tipo de financiamiento o préstamo personal. Dependiendo de nuestra relación con el banco, podemos obtener una propuesta más favorable, lo cual mejora nuestras finanzas personales. Si quieres saber más, no dejes de consultar nuestro buscador/comparador de Busconómico.

 

Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: