Busconómico

Qué es una cuenta escrow y cómo funciona

El uso de las cuentas escrow está cada vez más difundido, es muy probable en varias ocasiones escucharas su nombre o que te la hayan pedido al momento de pagar alguna compra importante.

Si es así, pero no comprendes por completo de lo qué se trata, este post está para aclarar todas las dudas en torno a este tipo de cuentas.

¿Qué es una cuenta escrow?

De manera sencilla, una cuenta escrow está manejada por un tercero imparcial que retiene los fondos durante una transacción. Es decir, sirve como un servicio intermediario de garantía para evitar que ocurra algún fraude o estafa relacionada con el intercambio.

Aunque se usa para operaciones de mucho valor, también está disponible en montos más pequeños. Las cuentas escrow tienen varios años funcionando, pero su utilidad estaba confinada a los sectores comercial y financiero.

Esta especie de fondo de garantía es muy común en EUA y otros países para retener el dinero relacionado con el pago de hipotecas. También se usa en adquisiciones y fusiones empresariales, tratos comerciales importantes y más.

Cuenta EscrowCon la llegada del internet, la disrupción de otras tecnologías y el auge de la economía digital, la cuenta escrow ahora está más difundida.

Funciona como un espacio que facilita un intercambio seguro entre las partes. Esto se ha vuelto habitual al comprar acciones, activos, fondos e incluso en cambios de monedas o cryptos.

Es importante saber que montar una cuenta escrow no es algo sencillo y se requiere de ciertos recursos informáticos que no todos tenemos.

Por esta razón, existen plataformas que ofrecen esta clase de servicio o hay sitios web que aplican este sistema de manera orgánica para facilitar las transacciones entre sus usuarios.

4 instancias comunes para usar una cuenta escrow

Hoy en día, con el crecimiento económico y el mayor flujo de operaciones, la cuenta escrow suena como una solución lógica y necesaria. Tomando sus antecedentes y agregando otras situaciones, se usa de manera frecuente para:

  • Comprar bienes y servicios. La cuenta escrow puede aplicarse en cualquier situación de compra o venta. Su papel es servir como árbitro que se asegura que los involucrados cumplan con los términos establecidos.
  • Ayudar a caseros e inquilinos. Estas relaciones suelen ser complicadas y un intermediario imparcial puede ser de mucha ayuda. En este caso, se presta para proteger los intereses de ambos en la resolución de alguna disputa económica.
  • Adquirir vivienda. Con tanto dinero de por medio, este fondo de garantía es una solución práctica en las operaciones de compraventa. Mientras todo esté en un lugar neutral, las partes pueden estar tranquilas sobre la protección de sus intereses.
  • Hacer pagos mensuales hipotecarios. Aunque no es tan habitual como un descuento directo, esta situación puntual tiene su lado práctico. Los propietarios pueden usar una cuenta escrow con el fin de apartar el dinero que no quieren gastar en otras cosas.

Importancia de involucrar a un intermediario

Debido a que la mayor cantidad de transacciones entre personas y empresas ocurre a distancia, hay que apoyarse en un sistema confiable para hacer estos intercambios.

Las escrow también surgen de una creciente cultura del fraude en internet. De ahí que este proceso digital tenga mayor adopción entre los interesados.

En este sentido, el comprador está preocupado por su inversión y la recepción de los productos o servicios como espera. Lo mismo sucede con el vendedor, que quiere tener la certeza de que le hayan pagado lo convenido.

Esto se resuelve con la cuenta con depósito de garantía, la cual facilita las transacciones digitales seguras

¿Cómo funciona una cuenta escrow?

El funcionamiento no puede ser más sencillo y claro:

El comprador puede colocar los fondos en una cuenta escrow que forma parte de una plataforma manejada por alguien más. Este tercero libera el dinero al vendedor únicamente cuando se cumplen las condiciones definidas en el acuerdo entre ambas partes.

El que recibe los fondos no puede retirarlos de este depósito de garantía si no satisface las condiciones pactadas.

Este intermediario resuelve cualquier problema de confianza para diferentes operaciones, en especial cuando hay mucho dinero en juego. Es una forma de combatir el clima de desconfianza que hay entre compradores y vendedores.

Por otra parte, una cuenta escrow tiene una línea de tiempo claramente definida que elimina la especulación. A través de ella, los involucrados pueden seguir el movimiento del dinero y el avance del acuerdo. Como este proceso está supervisado por expertos que no favorecen a nadie, hay menos de qué preocuparse.

Además de combatir el fraude, las cuentas escrow son de mucha ayuda en sectores como autos, leyes y propiedad intelectual.

Los emprendedores, negocios nuevos y startups pueden impulsar este sistema para minimizar el riesgo relacionado con sus operaciones más críticas, como cadena de suministro, procurement, servicios profesionales, etc..

La cuenta escrow puede ser una solución práctica para acabar con los problemas de desconfianza entre compradores y vendedores. En un mundo cada vez más veloz, cambiante y digitalizado, estas plataformas han ido adaptándose para satisfacer la necesidad de cultivar relaciones duraderas.



Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: