Busconómico

Cómo protegerse contra los sobregiros en tu cuenta

Cuando incurrimos en demasiados sobregiros en nuestras cuentas bancarias significa que algo no está funcionando bien con nuestras finanzas.

Es un tema relevante porque en Estados Unidos los bancos son muy estrictos con sus políticas y sobre todo porque estás perdiendo mucho dinero con este comportamiento. Para remediarlo, tenemos algunas sugerencias puntuales de nuestros expertos.

Formas de protegerse contra los sobregiros

El sobregiro suele ocurrir cuando vas a pagar por algo o te cargan de forma automática a la cuenta y no tienes suficiente fondo para cubrir el gasto.

Puede ser problemático si has optado por la protección contra saldo insuficiente que te ofrece el banco al contratar sus productos. Lo que en teoría suena bien, en realidad podría estar perjudicándote.

Si no quieres pagar las fastidiosas comisiones por overdraft que aplican los bancos en sus cuentas corrientes, debes cambiar tus hábitos financieros y de consumo. Solo tienes que poner en práctica algo de sentido común y tener cierta disciplina para evitar este desfalco silencioso. Como especialistas en finanzas personales, te recomendamos:

Monitorear de cerca tus finanzas

Sobregiros en tu cuenta corrienteLa falta de seguimiento de los ingresos y egresos que manejas es la causa principal de que ocurran los cargos por sobregiro.

Hoy día no hay excusa para no estar pendiente de tus estados de cuenta porque dispones de gran variedad de recursos para hacerlo. Tienes a la mano apps, banca online o móvil, servicios de alertas, notificaciones personales y más.

Además de los pagos automáticos, necesitas tener presente cuáles son tus gastos fijos, los montos y las fechas de cobro. Toda la información precisa sobre lo que gastas y recibes resulta esencial para evitar la ocurrencia de fondos insuficientes.

Esta simple medida te ayuda a llevar un mejor control y a tener mayor conciencia sobre cómo manejas tus finanzas.

Vincular otros productos a tu cuenta principal

Ya sea que utilices tu cuenta corriente o de ahorros para hacer la mayoría de tus consumos, tienes la opción de un respaldo o backup para evitar el sobregiro. Puede tratarse de una línea de crédito, una tarjeta de crédito o una cuenta auxiliar.

Estas opciones podrían representar un gasto, pero ciertamente es mucho menor que la overdraft fee (comisión por sobregiro). Es un proceso sencillo mediante el cual estos instrumentos sirven como fondos auxiliares para cubrir el saldo que falte si el dinero no te alcanza.

El único detalle es que tanto la línea de crédito como el plástico están sujetos a intereses y debes devolver el dinero. No obstante, esta medida es más sensata que estar pagando por no tener suficiente dinero en la cuenta.

Renunciar a la cobertura de sobregiro

Desde 2010, los bancos y otras entidades deben solicitar tu consentimiento para aplicar la protección de saldo insuficiente. Conocida como la “opt-in rule” (regla de aceptación), esto le da potestad a la institución donde tienes tu dinero de cobrarte una comisión cada vez que te sobregires.

Se trata de un adelanto en efectivo cuyo costo ronda los $35 o más cada vez que te pasa. Si por alguna razón aceptaste esta cobertura, una forma de contrarrestarla es averiguando si tu banco te permite renunciar a la misma.

Cuando esto sucede, en vez de procesar la transacción con dinero prestado, simplemente no puede ser procesada. Aunque parezca un inconveniente momentáneo, lo bueno es que no estás perdiendo dinero.

Utilizar notificaciones de saldo

A menudo, revisar nuestro estado de cuenta online puede resultar engañoso porque hay operaciones que aún no ha sido procesadas. Es claro que, si tienes muchos gastos fijos e imprevistos, necesitas una gestión más organizada.

Una forma de evitar el sobregiro es preguntando en tu banco si ellos ofrecen notificaciones asociadas con un límite mínimo. De esta forma, recibes un mensaje o un email advirtiéndote que tienes pocos fondos y debes tomar las medidas respectivas antes de otro pago.

Cambiar de banco

Tener el respaldo de una entidad financiera importante representa una relación de años. Sin embargo, hay ocasiones en que el cambio puede ser la mejor solución a un problema que está afectando seriamente tu economía personal.

Opciones no te van a faltar, pero es una decisión que debe estar respaldada por una serie de factores. Si el banco no es flexible con la opt-in rule o crees que sus servicios no cumplen tus expectativas, un enfoque diferente podría beneficiarte.

Recomendación final

El sobregiro es más común de lo que pensamos porque muchas personas no tienen la costumbre de llevar sus finanzas de manera meticulosa. No se trata de estar todo el tiempo pendiente, sino de establecer ciertos controles efectivos que seguirás aplicando sin pensarlo. Así evitas malos ratos y cobros innecesarios.

En última instancia, el sobregiro se combate mejor ahorrando o tendiendo un colchón razonable para que esta situación no sea recurrente. Sabemos que gastar es una práctica inevitable, pero con la ayuda del buscador/comparador de Busconómico y nuestros expertos, podemos encaminarte hacia unas finanzas saludables.


Comentarios


Comentarios

Nombre:
Mail:
Comentario: